magdalena

Las fiestas de la Magdalena en Castellón no son tan conocidas  como las Fallas, pero son igualmente coloridas y sobretodo muy participativas.

Este domingo,  hemos estado en la romería de las cañas que va a la ermita de la Magdalena. Cuando se sube a la ermita el color que prima es el verde y el negro. El verde de la cinta de las fiestas y el negro del blusón de campesino.

A las siete de la mañana se reparten las cañas tradicionales del caminante a la que se le anuda la cinta verde de la Magdalena. A las ocho se celebra una misa y después queda inaugurada la romería. Se nota quien es ya “perro viejo” pues su caña es bastante más imponente que el resto de las cañas de los caminantes y además está aderezada con muchas cintas, una por cada año que se ha participado en la romeria… llegamos a contar hasta veinte en un grupo de amigos.

Es un evento muy participativo, desde que salimos hacia las nueve de la mañana hasta que volvimos sobre las tres de la tarde, no cesaban de acercarse personas de todas las edades, jóvenes, familias con niños pequeños, grupos de amigos, jubilados. Es un recorrido precioso y muy emotivo como podeis ver por las fotos que adjuntamos.

Desde luego, ha merecido la pena. El próximo año seguro que nos apuntamos también.

Comentarios

commentarios