Antonio Lamela está unido al Eurhostal. Recientemente fallecido, él fue el artífice del Complejo Eurhostal. Genial arquitecto, ha sido visionario y pragmático a la vez. Muy adelantado a su tiempo en materia de sostenibilidad que él llamaba naturalismo.  El hombre de los mil edificios, así era conocido Antonio Lamela. Su conocimiento profundo de todas las fases de una construcción, le convirtió en un arquitecto singular y muy prolífico.

Vista central edificios Eurhostal

Vista central edificios Eurhostal. Arquitecto Antonio Lamela

Entre las construcciones más conocidas de su estudio de arquitectura Lamela destacan: la ampliación del Estadio Santiago Bernabeu, la Ciudad Deportiva del Real Madrid, el Hotel Meliá de Princesa, las Torres de Colón y la nueva Terminal del Aeropuerto de Barajas.

Podemos presumir por tanto en el Complejo Eurhostal de haber sido diseñados por el gran Antonio Lamela.

¿Qué hace que el Eurhostal de Antonio Lamela sea especial?

El Complejo Eurhostal se terminó de construir en 1973, hace ya 44 años.  Viendo hoy el edificio, asombra por su modernidad en el diseño y por los detalles que hacen que la estancia en uno de sus apartamentos sea toda una experiencia. Las terrazas están orientadas de forma que tengan las mejores vistas, muchas de ellas con vistas al mar. Diseñadas de forma que ofrecen gran intimidad ya que las terrazas no se comunican unas con otras. Es en estos detalles es donde se aprecia el pragmatismo de Lamela.

El Complejo está situado frente a la playa de las Fuentes en Alcossebre de forma que no es necesario coger el coche en ningún momento para acercarse a la playa.

La parcela en la que se encuentra situado el Complejo abarca 20.000m2 con una una amplia zona ajardinada con piscina para adultos y dos piscinas para niños. El diseño incluye dos edificios residenciales de cinco pisos cada uno y un edificio singular, la Cúpula, que alberga un restaurante.

Lateral del edificio Eurhostal. Arquitecto Antonio Lamela

La construcción ofrece una gran resistencia a las condiciones climáticas, especialmente al salitre del mar, al estar situado directamente enfrente de la playa de las Fuentes. En la forma en la que se integran los edificios en el medioambiente se ve reflejado el naturalismo de Lamela.

 

Vista del techo de la estructura de la Cúpula en el edificio Eurhostal. Arquitecto Antonio Lamela

El edificio la Cúpula, totalmente diáfano a pesar de su gran superficie

Se puede decir que Lamela hace un guiño a sus raices gallegas en la construcción de la Cúpula. Se inspiró en una singular técnica que se utiliza en la construcción de barcos. Esta técnica permite que a pesar de su gran superficie de más de 450 m2 el recinto sea totalmente diáfano.  Una estructura de hormigón apoyada en cuatro esquinas, sin un sólo pilar de sujección.

La “piel” interior de la cúpula es una secuencia de curvaturas y doble curvatura para cuya ejecución con encofrado visto de madera se necesitó de especialistas, verdaderos artesanos en la construcción de barcos y en encofrados en turbinas y centrales eléctricas que vinieron de Galicia.

El hormigón lleva una alta dosificación de cemento y debe colocarse de forma muy cuidadosa. El ritmo de de hormigonado debe ser continuo, es decir desde que se empieza el trabajo de hormigonado de toda la cúpula hasta que acaba no debe haber ninguna interrupción. Se trabaja día y noche. Cualquier interrupción podría tener efectos catastróficos en la estabilidad.

Con estas medidas cuidadosas, se pretende conseguir igualar la pericia de un gigantesco alfarero que construyera de una pieza una enorme “vasija invertida”. Vasija con una superficie curva de más de 600 metros cuadrados.

 

Comentarios

commentarios